Skip to main content

El uso de paradas de tráfico y prácticas de arresto ilegales por agentes de inmigración federales será restringido bajo un acuerdo para resolver una demanda traída por residentes de Chicago detenidos en redadas de ICE en 2018. La Corte de Distrito del Distrito Norte de Illinois ayer por la tarde preliminarmente aprobó un acuerdo de demanda de grupo que requerirá que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) termine su práctica de hacer “arrestos colaterales” a través de paradas vehiculares y otras acciones policiales en Illinois y cinco otros estados del Medio Oeste.

 

Image of logos for NIJC, ACLU of Illinois, Winston & Strawn, ICIRR, and OCAD

Bajo el acuerdo en Castanon Nava et al. v. el Departamento de Seguridad Nacional et al., ICE debe de implementar políticas nuevas a nivel nacional para prevenir que oficiales hagan arrestos y paradas vehiculares que violan límites reglamentarios y constitucionales, y deben de completamente documentar las circunstancias bajo cuales hacen paradas vehiculares y arrestos comunitarios. ICE también debe de cesar la práctica de parar a conductores bajo la pose de violaciones de tráfico, cuales, como describen los demandantes, era discriminación racial poco disimulada dirigido hacia comunidades Negras y Morenas.

Esta demanda fue presentada por el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC), la Unión Americana de Libertades Civiles de Illinois, y Winston & Strawn LLP, de parte de individuos que fueron discriminados según su raza y sujetos a arrestos colaterales en Chicago y a través del norte de Illinois entre Mayo 19 y 24, 2018. Por años, ICE ha hecho redadas en comunidades. Estas redadas dependen en los llamados “arrestos colaterales,” que apresan a cualquier individuo que encuentran que creen ser indocumentados, sin importar si son una persona buscada en la operación policial. Al hacer esto, ICE sistemáticamente viola los límites de su autoridad para hacer arrestos y paradas de tráfico y aumentar miedo en comunidades inmigrantes. Dos organizaciones basadas en la comunidad de derechos inmigrantes, la Coalición de Derechos de Inmigrantes y Refugiados de Illinois (ICIRR) y Comunidades Organizadas contra la Deportación (OCAD), también fueron demandantes en el caso. 

“Este acuerdo tiene el potencial de cambiar significativamente la manera en la que ICE arresta y detiene a gente en sus comunidades, tanto dentro de la sucursal de ICE Chicago como a nivel nacional,” dijo Mark Fleming, director asociado de litigio en NIJC. “Tenemos confianza que reducirá el riesgo a inmigrantes de ser puestos en procedimientos de deportación como resultado de paradas de trafico, “arrestos colaterales,” y otros encuentros con oficiales de ICE que han resultado en arrestos ilegales en comunidades de color.” 

“Nuestra Constitución protege a todos de paradas vehiculares aleatorias y detención,” añadió Rebecca Glenberg, abogada senior del ACLU de Illinois. “Nadie debe de vivir en miedo perpetuo por como se ven, como hablan, o dónde viven. Cuando oficiales de ICE se sienten libres de ignorar la ley, discriminación racial y detención aleatoria sigue. Esperamos que este acuerdo causará que oficiales de ICE lo piensen dos veces antes de detener un auto o arrestar a múltiples personas en su hogar o su sitio de trabajo, y que proveerá una medida de protección de estas indignidades para inmigrantes, sus familias, y sus comunidades.”

“Estamos agradecidos de haber tenido el privilegio de asistir a individuos y organizaciones involucrados en llegar a este acuerdo que abre camino en nuestra batalla para asegurarse que las leyes de inmigración de este país son aplicadas en una manera no-discriminatoria y constitucional,” dijo Ivan Poullaos, un socio principal en Winston & Strawn, involucrado con traer la demanda. El abogado de Winston Pat O’Meara añadió, “Este acuerdo, conseguido con mucho esfuerzo, refleja un reconocimiento de ICE que nuestras leyes ponen límites significativos en la habilidad de oficiales de hacer arrestos sin órdenes judiciales para ejercer las leyes de inmigración.” 

Bajo el acuerdo:

  1. ICE debe de publicar una política nueva a nivel nacional sobre arrestos colaterales y paradas vehiculares que detalla todos los factores que ICE debe de considerar antes de hacer una parada vehicular o un arresto. Estos factores deben incluir que las ataduras a la comunidad de un individuo frecuentemente mitigan contra la autoridad de la agencia en hacer un arresto antes de primero obtener una orden judicial. Bajo la política, oficiales de ICE solo pueden hacer paradas de vehículo si tienen sospecha razonable—basada en hechos específicos y articulables—que una persona dentro de un vehículo no tiene estatus legal. Esta política nueva prohíbe que los oficiales le digan a conductores u ocupantes del vehículo que el propósito de la parada está relacionada con cualquier violación vehicular o de tráfico. 
  2. A nivel nacional, ICE debe de documentar los hechos específicos y particularizados que apoyan la base legal de un arresto colateral o una parada vehicular.
  3. A nivel nacional, ICE debe adoptar o alterar sus materiales de entrenamiento conforme la nueva política y debe entrenar a todos los oficiales de ICE.
  4. En Illinois, Indiana, Wisconsin, Missouri, Kentucky y Kansas, individuos arrestados por ICE sin una orden judicial o durante una parada vehicular pueden tener recurso individual a través de este acuerdo, incluyendo liberación inmediata de detención de ICE. 

“Este acuerdo debe ayudar a refrenar una agencia cuya aparente discriminación racial y otras acciones han estado aterrorizando nuestras comunidades y directamente llevaron a nuestros miembros familiares y vecinos a ser detenidos,” dijo Fred Tsao, consejo de política senior en la Coalición para Derechos Inmigrantes y Refugiados de Illinois. “Continuaremos a hacer ICE responsable, para que nuestras comunidades puedan continuar a vivir sus vidas sin miedo.”

“Sabemos que nuestra victoria hoy no detendrá a ICE de continuar a arrestar y deportar a personas en nuestras comunidades, pero sin embargo es un paso importante hacia hacer a ICE responsable por el daño que causa mientras seguimos demandando un fin a deportaciones,” dijo Xanat Sobrevilla, coordinadora de campañas para Comunidades Organizadas Contra la Deportación. “En Mayo 2018, fuimos testigos de una serie de días en que agentes de ICE entraron a nuestros vecindarios e indiscriminadamente se llevaron a nuestra gente en grandes números. Fuimos testigos de su discriminación racial. Vimos cómo  pararon carros, y se como enfocaron en arrestar a personas en su mayoría morenas, paradas en esquinas de jornaleros o saliendo de restaurantes y supermercados locales.” 

Mas información sobre el acuerdo, incluyendo una audiencia de legitimidad programada para febrero 8, 2022, a las 10 a.m. tiempo central, esta disponible en https://immigrantjustice.org/NavaSettlement y https://www.aclu-il.org/en/castanon-nava-settlement-documents.

Contactos:
Tara Tidwell Cullen, NIJC, (312) 833-2967, ttidwellcullen@heartlandalliance.org
Ed Yohnka, ACLU-IL, (847) 687-1129, EYohnka@aclu-il.org