Skip to main content
NIJC has a new Chicago address at 111 W. Jackson Blvd, Suite 800, Chicago, IL 60604 and a new email domain at @immigrantjustice.org.
Defund Hate logo in black and white text

La campaña de Defund Hate es liderada por una coalición de organizaciones que representan comunidades inmigrantes directamente impactadas, líderes religiosos, y defensores de derechos civiles y de inmigrantes.  

Estamos comprometidos a desinvertir de Control de Aduanas e Inmigración (ICE, por sus siglas en inglés) y del servicio de Aduanas y Patrulla Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), agencias que separan a seres queridos y dañan a nuestras comunidades. En su lugar, queremos invertir nuestros impuestos para fortalecer nuestras comunidades y familias. Estamos comprometidos a invertir en educación, alojamiento, infraestructura verde, y programas de salud que crean comunidades prósperas. 

Nuestros oficiales elegidos dicen que nuestras comunidades les importan, pero, al mismo tiempo, eligen invertir en sistemas de policía migratoria, cárceles letales de inmigración, y militarización fronteriza. Miembros del Congreso deben votar contra el desperdicio de impuestos en el sistema de inmigración abusivo y letal. Deben de hacerlos responsables. Deben apoyar a la comunidad inmigrante.

El derecho de ser tratado con dignidad, y los derechos a la unidad familiar, libertad, y bienestar no deben de ser contingentes en el lugar de nacimiento. Y sin embargo, por demasiado tiempo, inmigrantes viviendo en comunidades estadounidenses han sufrido bajo una nube de miedo de detención y deportación basado en redadas arbitraraias y discriminación racial. 

El gobierno federal gasta billones de dolares cada año en la imposición de leyes de inmigración radicadas en discriminación racial que difunde miedo y dudas en comunidades inmigrantes. Por cientos de años, leyes de inmigración han sido creadas para prevenir que ciertas poblaciones entren a los Estados Unidos, o para beneficiarse de su encarcelamiento. Desde el Acta de Exclusión China de 1882 a leyes que criminalizan cruzar o re-cruzar la frontera, a una ley de 1996 que castiga aún más a las comunidades sobre-patrulladas de inmigrantes, la lista de tácticas para encarcelar y deportar a inmigrantes aun sigue creciendo. 

ICE y CPB exigen más dinero cada año para financiar la militarización incrementada en la frontera y en ciudades estadounidenses, más camas en detención, y más operaciones policiales en el interior del país. Además, estas agencias han saqueado las cuentas de agencias tales como la Administración Federal de Dirección de Emergencias y la Guardia Costal. Como resultado, contribuyentes estadounidenses estan pagando billones de dolares para encarcelar a inmigrantes y solicitantes de asilo en un sistema de detencion tan severo que inmigrantes y solicitantes de asilo estan participando en huelgas de hambre, y intentos de suicidio son cada vez más comunes. Mucho de este dinero va a enriquecer corporaciones carcerales con fines de lucro. 

Two photos of groups of activists at a Defund Hate campaign rally inside and outside the U.S. Capitol in June 2019
Mitin de Defund Hate en el Capitolio
'Estadounidense,  Junio 2019

Cada vez que ICE y CBP han demandado dinero, el Congreso lo ha dado. Aun después que ha salido que estas agencias están tomando dinero de otros programas claves gubernamentales, el Congreso ha fallado en poner límites en su habilidad de continuar desviando dinero. 

Como un miembro de la campaña de Defund Hate, NIJC le pide al Congreso que deje de financial las políticas llenas de odio de ICE y CBP, y qu en lugar invierta ese dinero en nuestras comunidades, usando dolares de impuesto para proveer mejores escuelas, infraestructura verde, y programas robustos de salud y nutrición. Reconocemos que hay una mejor manera de darle la bienvenida a gente al país, incluyendo programas a base de la comunidad con resultados beneficiales. 

Toma Acción: Dile al Congreso que Debe Desfinanciar el Odio al Cortar Financiamiento para ICE y CBP.